viernes, 12 de marzo de 2021

Concepto y características de los ingresos públicos

Se denominan ingresos públicos a todas aquellas cantidades de dinero que el Estado y demás entes públicos perciben y que tienen por objetivo financiar los gastos públicos.


Los ingresos públicos se caracterizan en primer lugar por ser siempre una suma de dinero, en segundo lugar por ser percibidas por un ente público y en tercer y último término por tener como objetivo financiar el gasto público.

- El ingreso público es siempre una suma de dinero


Atendiendo a esta afirmación entendemos por tanto que no serán ingresos públicos las prestaciones que los entes públicos puedan recibir pero que no tienen la forma de recursos monetarios, sino por ejemplo de prestaciones en especie.

Además, y como ejemplo, no se considerarán tampoco ingresos públicos aquellos bienes que los entes públicos puedan adquirir mediante expropiación forzosa o confiscación.

- El ingreso público lo percibe un ente público


Los ingresos públicos para ser considerados como tales han de ser percibidos por un ente público, entendiendo por público más la titularidad pública del ingreso y no tanto el régimen jurídico aplicable al ingreso.

- El ingreso público tiene como objetivo principal financiar el gasto público


Y es que el ingreso público sólo se justifica, en principio, por la necesidad de financiar los gastos públicos, finalidad que encontramos en la tradición asociada con la actividad financiera de la Administración de realizar la satisfacción de los fines públicos.

No debemos confundir el fin de realización de satisfacción de fines públicos con la de represión de los comportamientos antijurídicos, siendo un ejemplo las sanciones pecuniarias.

----------

- Otros artículos en nuestro blog de Derecho Financiero y Tributario sobre ingresos públicos


+ Clases de ingresos públicos

+ Clasificación de los ingresos públicos

----------

Por Javier García de Tiedra González, Abogado y autor de Introducción a la Inversión, una guía para aprender desde cero a rentabilizar nuestros ahorros.

----------

Fuente:
Juan Martín Queralt, Carmelo Lozano Serrano, José M. Tejerizo López y Gabriel Casado Ollero, "Curso de Derecho Financiero y Tributario", páginas 40 - 41.