lunes, 31 de julio de 2017

Rendimientos de actividades económicas en el IRPF (I): concepto y elementos caracterizadores



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Serán considerados rendimientos derivados del ejercicio de actividades económicas aquellos que provengan de la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y de los recursos humanos, o de uno de ambos factores, cuando se llevan a cabo con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, y además se asuma el riesgo y devenir de dichas actividades (art. 27.1 LIRPF) .

Rendimientos de actividades economicas en el IRPF y Derecho Tributario
Imagen: U. S. Bureau of Economic Analysis

La definición de rendimientos de actividades económicas que tiende a aportar la doctrina española no varía en demasía al anteriormente indicado, variando únicamente, en ocasiones, los términos ‘medios de producción’ y ‘recursos humanos’, que tienden a sustituirse por ‘capital’ y ‘trabajo’, respectivamente .

IRPF e impuestos

- Elementos caracterizadores de los rendimientos de actividades económicas y su importancia


Son por tanto dos los elementos esenciales y a destacar que definen el concepto de rendimientos de actividades económicas: en primer lugar, la organización por cuenta propia de los medios de producción, y en segundo lugar, la asunción del riesgo económico derivado de realizar la actividad económica . MARTÍN QUERALT nos ilustra a estos efectos sobre la importancia de estos dos elementos, a la hora de la calificación de unos determinados rendimientos desde el punto de vista tributario, con el siguiente ejemplo: “El ceramista que trabaja al servicio de una empresa recibirá rendimientos del trabajo. Si lo hace por cuenta propia los rendimientos que obtenga serán rendimientos de la actividad económica –empresariales–.” (más adelante analizaremos los diferentes supuestos problemáticos a la hora de calificar un rendimiento en uno u otro sentido).

Dinero y rendimientos de actividades economicas

- No obtención de ganancias en una actividad y calificación como actividad económica


No se hace alusión en la LIRPF, como hemos podemos apreciar, a una necesaria obtención de ganancias como requisito para calificar una actividad como actividad económica, y en base a esto, el TS, en su Sentencia de 3 de febrero de 2016, ha remarcado el hecho de que la existencia de pérdidas en un ejercicio no supone per se la eliminación de una actividad empresarial, sino que lo esencial son las notas establecidas en el art. 27.1 LIRPF.

El TS, en la anteriormente mencionada Sentencia, resuelve en casación sobre el caso de una persona física que, teniendo como actividad profesional principal la propia de los registradores de la propiedad, ejercía asimismo una serie de actividades que, a priori, cumplían con los requisitos propios del art. 27.1 LIRPF para ser consideradas actividades económicas (“ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios”). Estas actividades [actividad hípica (cría y doma de caballos) y actividad forestal], generaban permanentemente pérdidas (al menos, así había sido en los últimos siete años), y en esto se basaba la AEAT para no considerarla actividad económica, no permitiendo al interesado incluir dichos gastos como propios de una actividad económica.

Finalmente, el Tribunal Supremo concluyó estableciendo que la aparente irracionalidad económica existente en el mantenimiento de una actividad que genera permanentemente pérdidas, no justifica per se dejar de considerar dicha actividad como económica a efectos legales, ya que el legislador, en la LIRPF, no hace alusión a esta circunstancia sino a las mencionadas notas del art. 27.1. Abre la puerta el TS, sin embargo, en su FJ 6.º, al menos de forma indirecta (así lo interpreto, habiéndose de estar a lo que en el futuro se establezca), a declarar la no existencia de actividad económica en una actividad permanentemente deficitaria, de probarse debida y completamente por la Administración dicha irracionalidad económica, ya que la racionalidad del ser humano –dice el TS– se presume [irracionalidad económica en el sentido de no llevarse a cabo con la intención de generar beneficios (en éste caso particular, p. ej., el TS nos indicaba que determinadas actividades económicas, como puede ser el caso de la hípica y la forestal, pueden requerir de cuantiosas inversiones iniciales, inversiones iniciales cuya traducción en beneficios puede dilatarse considerablemente en el tiempo, no resultando estas circunstancias motivos suficientes para tildar de irracional la actividad del demandante, que podría ser simplemente un paciente inversor que es consciente de la necesidad de esperar al largo plazo)].

----------

- Rendimientos de actividades económicas en el IRPF


+ Rendimientos de actividades económicas en el IRPF (II): delimitación frente a otras rentas

+ Rendimientos de actividades económicas en el IRPF (III): rendimientos profesionales y empresariales

+ Rendimientos de actividades económicas en el IRPF (IV): elementos patrimoniales afectos al ejercicio de la actividad económica

----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.

----------

- Fuente:

MARTÍN QUERALT, J., LOZANO SERRANO, C., TEJERIZO LÓPEZ, J. M., y CASADO, G., Curso de Derecho Financiero y Tributario, 27.ª ed., Tecnos, 2016, p. 754.

MARTÍN QUERALT, J., TEJERIZO LÓPEZ, J. M., y CAYÓN GALIARDO, Manual de Derecho Tributario, Parte especial, 11.ª ed., Pamplona, Aranzadi, 2014, p. 125.

GARCÍA DÍEZ, C., Sobre el concepto de rendimientos de actividades económicas en el IRPF: actividades empresariales o profesionales que generan pérdidas (Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de febrero de 2016, recurso de casación para unificación de doctrina nº 4066/2014. NFJ061847), 19 de abril de 2016, Blogs UDIMA.